viernes, 2 de septiembre de 2011

El fantasmal Palacio Real tras el 14 de abril de 1931.

Alegría republicana a las puertas de Palacio / Foto extraída de El Diario Montañes

La noche del 14 de abril de 1931, el rey Alfonso XIII se marchaba a París, rumbo a Roma, a un exilio del que ya no volvería con vida. Era el fin de la monarquía, que durante siglos había estado unida a la historia de España. Los viejos símbolos reales pronto fueron sustituidos y desaparecieron banderas rojigualdas, escudos coronados y bustos del rey.

Madrid tenia el que era el mayor simbolo fisico de la monarquia en toda España. El Palacio Real que mando erigir en 1734 el rey borbón Felipe V y en el que desde entonces residian los monarcas hispanos.

El escritor catalan Josep Pla que se encontraba entonces en Madrid como corresponsal del periodico La Veu de Catalunya, describia de este modo el aspecto del Palacio tras la proclamación republicana.

"Grupos de aspecto suburbial, con alguna mujer, ligeramente bebidos, con banderas, latas de petróleo, trozos de estatuas mutiladas o derribadas, van y vienen por las calles, gritando y cantando, pero con aire de estar ya un poco cansados. Llego a la plaza. [de Oriente] La enorme mole del edificio, cerrado a cal y canto y en la más absoluta oscuridad, produce una gran impresión. Su aspecto es tétrico, fantasmal, dramático. Los sucesivos momentos de la historia proyectan, sobre los edificios que con ellos se relacionan, visiones diferentes, como si segregaran sentimientos humanos. Ante estas piedras, geométricas e italianas, pienso en el claroscuro del estilo de Shakespeare. El ex Rey hace horas que se ha marchado.

La plaza es una caldera humana. En los jardines delanteros se ve algún cuerpo tumbado en el suelo, durmiendo —algunos, roncando—. Las oleadas humanas se suceden sin parar, van y vienen enarbolando gritos y canciones, vivas y mueras, gesticulantes, con las facciones descompuestas y sudadas. El Palacio parece muerto. Los golfillos de Madrid se suben a los árboles, ocupan las garitas de los soldados. Algunos tratan de encaramarse por los sillares de la fachada. La gente pasa frente al edificio —el tráfico rodado es nulo—: unos con el puño en alto, la cara pálida, la garganta rota de tanto gritar; otros (pocos) contemplan, con aire pasmado y melancólico, el gran palacio, que, si todo va bien, será la tumba de los Borbones de España. Una mujer, sentada en un banco, con una criatura dormida en brazos, observa con la mirada perdida el gran edificio... En el balcón de la fachada, el pueblo ha colgado, atada a una caña, una bandera republicana hecha deprisa y corriendo, con miserables andrajos de suburbio."

Extraído de "Madrid. El advenimiento de la República" de Josep Pla.

Josep Pla, considerado uno de los mas grandes escritores y periodistas en lengua catalana y castellana, escribió a lo largo de todo el periodo republicano, unas deliciosas y mordaces cronicas políticas y sociales que describen perfectamente el Madrid de entonces


Vista del Palacio Real desde la Plaza de Oriente.


Para visitar el lugar:


Palacio de Oriente
Calle Bailen 6
Metro: Opera
Web de Patrimonio Nacional


Para saber mas de los protagonistas y la historia:


Alfonso XIII
II Republica
Vídeo de la proclamación republicana
Josep Pla


Para saber mas del libro y del autor:


Titulo: Madrid. El advenimiento de la República.
Autor: Josep Pla / web de la Fundación Josep Pla
Año: 1933 / 1986
Editorial : Alianza Editorial
ISBN: 9788420601632


2 comentarios:

  1. Magnífico, lo recomendaré en mi blog de historia.

    ResponderEliminar
  2. ¡Bienvenido a Europa Napoleónica!

    Esta Web, creada un 30 de Abril 2009, tiene como objetivo dar a conocer el periodo napoleónico (1796-1815) de forma amena pero sin perder la rigurosidad histórica que corresponde.

    Aquí encontrarás anécdotas, curiosidades e información documentada sobre los grandes enfrentamientos navales y terrestres que alzaron a Napoleón Bonaparte como dueño y señor de Europa, pese a la muerte de millones de personas que durante más de cuarenta años perdieron la vida en los variopintos campos de batalla de Italia (1796), Egipto (1798), República Checa (1805), España (1808), Rusia (1812) o Bélgica (1815).


    Un saludo,

    Europa Napoleónica
    http://europanapoleonica.blogspot.com/
    https://twitter.com/EUnapoleonica

    ResponderEliminar